WORKSHOP MILONGA SEVILLA TANGO FESTIVAL

María Filali y Gianpiero Galdi

El baile de Gianpiero y María está basado en su creencia de que el encuentro entre dos personalidades y dos trayectorias de vida muy diferentes se complementan entre sí cuando están basados en valores comunes. Esto crea una tercera identidad que es la esencia del tango : la pareja. Esta es la clave que genera la rica y poderosa energía y constante diálogo que puedes ver y sentir cuando bailan y enseñan.

 

Como bailarines, su principal deseo es crear momentos de profunda emoción compartida con el público, proporcionar inspiración y llegar a cada persona de una forma muy personal. Se enfocan a vivir el momento presente, lo cual les lleva a ofrecer la improvisación como elemento principal de su propuesta. Poniendo sus emociones personales, fragilidades y habilidades completamente al servicio del baile, creen firmemente que el lenguaje del tango trasciende los sentimientos personales y alcanza una expresión artística. Siempre interesados en los nuevos movimientos artísticos (no solo en el ámbito del tango), en búsqueda constante de nuevas expresiones, a Maria y gianpiero le gusta experimentar las formas tradicionales del tango tanto como las contemporáneas, alternando diferentes estilos y elecciones musicales. Improvisación y contextualidad son las claves de su propuesta artística.

 

Como profesores, un trabajo profundo sobre la técnica y conexión marcan su punto focal de estudio. Combinan el estudio profundo de la comprensión técnica y el análisis de conceptos básicos con el uso de herramientas muy concretas, para aumentar las sensaciones y eficiencia de movimiento. Su enfoque global del tango se centra en desarrollar presencia y consciencia corporal global, poniendo la precisión técnica al servicio de la creatividad, expresión y musicalidad.

Maria Filali & Gianpiero Galdi  

Maria Filali
La trayectoria profesional de Maria está fundamentada en su deseo de construir puentes entre culturas y las muchas formas de expresión que la inspiran. De niña ella estuvo continuamente viajando de un país a otro antes de establecerse en Francia a la edad de 18. Se graduó en el Consevatorio Nacional de Burdeos con distinciones, siendo ganadora de una medalla de oro en 1995, y una medalla de honor en 1996. En ese mismo año también aprobó su máster en « Comunicación y Artes Escénicas » en la Universidad de Burdeos III.
En 1997 descubre el Tango Argentino y pronto se convierte en su forma de comunicación y expresión favorita, considerándolo un lenguaje internacional que trasciende diferentes culturas y disciplinas. Establecida en París estudió tango regularmente durante varios años con C.Lambert & J. Elbaz al mismo tiempo que aprovechaba cada oportunidad de aprender directamente de profesionales y maestros que trabajaban en Europa y Buenos Aires.
Como resultado de su proyecto de vida y formación académica, María nunca pierde oportunidad de combinar y confrontar el tango con las artes escénicas, cine, y ópera. Ella además continúa investigando diferentes técnicas corporales que le permitan perfeccionar su interpretación del tango y métodos de enseñanza : danza contemporánea, técnica de interpretación, yoga, gyrotonic...
A lo largo de los años, continuó enriqueciendo constantemente su baile y habilidades de enseñanza a través de cada una de sus numerosas colaboraciones con grandes y muy diferentes bailarines de tango, a destacar : John Zabala, Daniel Carlsson, Jorge Rodriguez, Aoniken Quiroga, Eric Lindgren, Oriel Toledo, Fausto Carpino…
Desde el año 2000, como bailarina de tango ha sido invitada a formar parte de renombrados espectáculos internacionales en teatros y festivales de tango así como proyectos artísticos.

 

Gianpiero Galdi
Durante su niñez estudió música durante 8 años. Tenía solo 12 años cuando su padre (ingeniero, profesor de artes marciales y amante del tango) le implicó en un proyecto gratuito para que los jóvenes se acercaran al tango y en ese ambiente juvenil comenzó a desarrollar su pasión por bailar tango. Se enamora del tango cuando tenía solo 15 años durante su primer viaje a Buenos Aires y desde entonces ha estado estudiando con todos los principales Maestros para desarrollar su didáctica y metodología. A los 18 años comienza a realizar exhibiciones como bailarín de tango en Italia y el extranjero, momento en el cual se da cuenta de que quiere dedicar su vida al tango.
Desde entonces ha tenido oportunidad de viajar, enseñar y exhibir con muchas grandes bailarinas como Mila Vigdorova, Corina Herrera, Cesira Miceli, Nadia Hronidu y otras. Su baile y su pedagogía están estrictamente vinculados con el análisis de la mecánica del movimiento corporal y con la comprensión de la música. Tiene el profundo convencimiento de que « una técnica sencilla y eficiente basada en leyes naturales y escucha consciente de la música son las claves para liberar el verdadero e íntimo espíritu del tango »

Referencias:

  Maria Filali & Gianpiero Galdi